Tipos de seguro de Responsabilidad Civil Promotor

Los profesionales de la construcción saben que la seguridad y la protección son fundamentales tanto para los promotores como para los contratistas. Ante los riesgos inherentes a cualquier proyecto de construcción, los seguros suponen una garantía diferencial al proporcionar cobertura y tranquilidad en caso de imprevistos. Vamos a explorar en esta ocasión las características generales de diferentes tipos de seguros que existen en el ámbito de la construcción, para que cada profesional pueda tomar la mejor decisión sobre el seguro de construcción que más le conviene.

Seguro Responsabilidad Civil promotor

El seguro de Responsabilidad Civil del promotor es una protección esencial en el ámbito de la construcción, diseñada para salvaguardar a los promotores involucrados en un proyecto. Este seguro es obligatorio según la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE), y está dirigido a cualquier promotor, ya sea una persona física o jurídica, pública o privada, que inicie, financie y gestione obras de edificación, ya sea para uso propio o para la venta a terceros.

La cobertura de este seguro varía según el Presupuesto de Ejecución Material (PEM) del proyecto, ofreciendo protección desde 300.000 euros hasta 2.000.000 de euros por obra y periodo. Este seguro abarca una amplia gama de obras, incluyendo nuevas construcciones, ampliaciones, refuerzos, urbanizaciones, instalaciones y derribos.

En caso de un siniestro durante la ejecución de la obra, el promotor, junto con otros agentes involucrados, debe responder solidariamente por los daños causados a terceros. Por lo tanto, contar con un seguro de Responsabilidad Civil del promotor no solo es una obligación legal, sino también una medida prudente para mitigar riesgos y proteger los intereses de todas las partes implicadas en el proyecto de construcción.

seguro responsabilidad civil

Seguro Responsabilidad Civil construcción

El seguro de Responsabilidad Civil en construcción es una garantía fundamental para empresas o personas físicas dedicadas a la industria de la construcción. Este seguro proporciona protección contra reclamaciones por daños materiales y personales ocasionados a terceros durante la ejecución de la obra, así como por reclamaciones relacionadas con vicios ocultos una vez finalizada la construcción.

Al igual que en otros tipos de seguros, el constructor es responsable solidario junto con otros intervinientes de la obra, por lo que es esencial contar con coberturas adicionales como la Responsabilidad Civil patronal y cruzada para atender posibles reclamaciones por accidentes personales de empleados propios o de terceros.

La póliza de este seguro suele ser anual y cubre todas las actividades realizadas durante ese período, adaptándose a la facturación del mismo. Dada la amplia variedad de actividades posibles en el sector de la construcción, desde pequeñas reformas hasta la construcción de grandes edificios, es vital contar con una póliza flexible que se ajuste a las necesidades específicas de la empresa en cada momento.

Seguro Todo Riesgo

El Seguro Todo Riesgo de Construcción es una póliza no obligatoria suscrita por el promotor y/o constructor, diseñada para proporcionar cobertura en caso de daños accidentales o imprevistos durante la ejecución de una obra. Por lo general, este seguro tiene una fecha de inicio y finalización específica que coincide con el período de construcción.

Las coberturas del Seguro Todo Riesgo de Construcción pueden incluir una amplia gama de riesgos, desde los convencionales como incendio o explosión, hasta los de Fuerza Mayor como viento, lluvia o inundación. También cubre riesgos relacionados con la ejecución de la obra, como defectos en materiales o mano de obra, así como el robo de equipos o materiales en el sitio de construcción.

Debemos tener en cuenta que las coberturas y los límites pueden variar; por lo que es recomendable contar con el asesoramiento de un profesional experimentado para adaptar la póliza a las características específicas de la obra. Con el asesoramiento profesional adecuado, el Seguro Todo Riesgo de Construcción proporciona una protección integral que ayuda a mitigar los riesgos inherentes a la actividad de la construcción y garantiza la tranquilidad tanto del promotor como del constructor durante el desarrollo del proyecto.

Seguro Decenal de Daños

El Seguro Decenal de Daños en Construcción es una protección obligatoria suscrita por el promotor para garantizar al propietario la responsabilidad de los intervinientes en la obra por posibles daños materiales causados por defectos o vicios que afecten a la resistencia mecánica o estabilidad del edificio. Este seguro entra en vigor al finalizar la obra y al entregar el acta de recepción.

En el caso de los autopromotores de viviendas unifamiliares destinadas a su propio uso, el seguro decenal no es obligatorio. Sin embargo, su ausencia impide la inscripción de la vivienda en el Registro de la Propiedad durante los primeros diez años, lo que implica que la vivienda no puede ser vendida en este período.

Para cumplir con esta obligación, muchas aseguradoras requieren la presencia de una Oficina de Control Técnico (OCT) que se encargue de supervisar la calidad y la ejecución del proyecto, incluso estando presentes en momentos críticos de la construcción para dar fe de los mismos. Por lo tanto, es común que la contratación del seguro decenal coincida con la presencia de una OCT en la obra, asegurando así la protección adecuada para todas las partes involucradas en el proceso de construcción.

¡Contáctanos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio