Seguro de afianzamiento de construcciones

El proceso de construcción de una vivienda es una inversión significativa que involucra múltiples partes y etapas, desde la planificación y diseño hasta la ejecución y entrega final. Sin embargo, durante este proceso pueden surgir diversos imprevistos o incumplimientos que afecten tanto a los compradores como a las empresas constructoras. Es en este contexto en el que el seguro de afianzamiento de construcciones resulta una herramienta de especial relevancia para proteger los intereses de ambas partes, garantizando la finalización de la obra y el cumplimiento de los plazos acordados.

¿En qué consiste el Seguro de Afianzamiento de Construcciones?

El seguro de afianzamiento de construcciones es un tipo de seguro diseñado específicamente para proteger a los compradores de viviendas durante el proceso de construcción. Protege a los compradores de la vivienda ante la posibilidad de que la construcción no sea finalizada o se incumplan los plazos de entrega.

De esta forma, cualquier cantidad entregada a la empresa constructora queda asegurada con este tipo de seguro, proporcionando una tranquilidad adicional a los compradores en relación con su inversión.

seguro-de-afianzamiento-de-construccion

¿Qué Tipologías de Seguro de Afianzamiento de Construcciones Existen?

El seguro de afianzamiento de construcciones es un instrumento versátil que se adapta a las diferentes necesidades y características de los proyectos de construcción. A continuación, te presentamos las principales tipologías de seguros de afianzamiento de construcciones que existen:

1. Seguro de construcción: Promoción directa

Este tipo de seguro está enfocado en los conjuntos de viviendas que se incorporan al mercado bajo la fórmula de oferta y demanda, con el objetivo de maximizar el beneficio de la promoción. Dentro de esta tipología, existen dos variables principales:

2. Seguro de construcción: De régimen libre

Objetivo: Promotores y gestores tienen la obligación de garantizar las cantidades más los intereses de las cantidades adelantadas por los compradores hasta la primera ocupación de las viviendas.
Características: Este tipo de seguro es ideal para promociones que se realizan bajo el régimen libre, donde los promotores tienen mayor flexibilidad en cuanto a la planificación y ejecución del proyecto.

3. Seguro de construcción: De régimen protegido

Objetivo: Promotores y gestores tienen la obligación de garantizar las cantidades más los intereses de las cantidades adelantadas por los compradores hasta la obtención de la cédula de calificación de vivienda protegida.
Características: Este tipo de seguro está diseñado para promociones que se realizan bajo el régimen protegido, donde se promueven viviendas con algún tipo de protección oficial o calificación específica.

4. Seguro de construcción: Comunidades y cooperativas

Este tipo de seguro está destinado a grupos de personas físicas que se unen con el fin de promover viviendas. La entrada y salida de la cooperativa es libre y la promoción se puede realizar en los dos tipos de régimen mencionados anteriormente. Las viviendas resultantes quedan en propiedad de los cooperativistas, sin salir al mercado libre.

¿Cuándo se Contrata el Seguro de Afianzamiento de Construcciones?

Según la legislación vigente en materia de construcción y vivienda, la contratación de una póliza de seguro de afianzamiento de construcciones es obligatoria al inicio de la promoción.
Esta medida garantiza la protección de los intereses de los compradores y promotores desde las primeras etapas del proyecto, asegurando la finalización de la obra y el cumplimiento de los plazos acordados.

¿Qué Beneficios Tiene el Seguro de Afianzamiento de Construcciones?

La contratación de un seguro de afianzamiento de construcciones ofrece una serie de beneficios tanto para los promotores como para los compradores.

Aumento de la capacidad crediticia: Al contar con una garantía de seguro, los promotores pueden acceder a mejores condiciones de financiación y aumentar su capacidad crediticia, facilitando así la obtención de préstamos y créditos.
No computa en el CIRBE: La contratación de este tipo de seguro no afecta a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), lo que permite mantener una buena salud crediticia para los promotores.
Disminución de las exigibilidades del balance: La contratación del seguro reduce las exigibilidades del balance de la empresa, mejorando así su posición financiera y liquidez.
Menores costes por periodicidad: Los pagos del seguro se realizan en días exactos, lo que permite una mayor previsión y planificación financiera, reduciendo los costes asociados.
Sin comisiones de estudio ni de apertura: Al contrario de otros productos financieros, el seguro de afianzamiento de construcciones no incluye comisiones de estudio ni de apertura, lo que supone un ahorro adicional para los promotores.
No se pignoran los anticipos: Los anticipos entregados por los compradores no se pignoran, manteniendo así la independencia financiera de ambas partes y ofreciendo mayor seguridad a los compradores.

¿Qué Coberturas Tiene el Seguro de Afianzamiento de Construcciones?

El seguro de afianzamiento de construcciones ofrece una serie de coberturas específicas que garantizan la protección de los intereses de los compradores y promotores.
El seguro cubre las obligaciones establecidas en el contrato de compraventa respecto a la entrega de la vivienda, garantizando así el cumplimiento de los plazos y condiciones acordadas.

La cuantía garantizada corresponde a las cantidades entregadas por el comprador a cuenta del precio final de la vivienda y con antelación a su entrega. Se excluyen las cantidades a entregar en la firma de escritura y entrega de llaves, así como el préstamo hipotecario.

A las cantidades garantizadas se suman el IVA correspondiente y el interés legal vigente, asegurando así una cobertura integral de todas las cantidades entregadas por el comprador.

 

Más Información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguro de afianzamiento de construcciones

¿En qué consiste?

Esta modalidad de seguro de caución protege a los compradores de la vivienda ante la posibilidad de que la construcción no sea finalizada o se incumplan los plazos de entrega. De esta forma queda asegurada cualquier cantidad entregada a la empresa constructora.

¿Qué tipologías existen?

Promoción directa
Enfocado a los conjuntos de viviendas que se incorporan al mercado bajo la fórmula de oferta y demanda con el objetivo de maximizar su beneficio. Esta tipología tiene dos variables:

De régimen libre
Promotores y gestores tienen la obligación de garantizar las cantidades más los intereses de las cantidades adelantadas por los compradores hasta la primera ocupación

De régimen protegido
Promotores y gestores tienen la obligación de garantizar las cantidades más los intereses de las cantidades adelantadas por los compradores hasta la obtención de la cédula de calificación de vivienda protegida

Comunidades y cooperativas
Un grupo de personas físicas se une con el fin de promover viviendas. La entrada y salida de la cooperativa es libre y la promoción se puede realizar en los dos tipos de régimen. Las viviendas quedan en propiedad de los cooperativistas, sin salir al mercado libre.

¿Cuándo se contrata?

Según la legislación vigente, es obligatoria la contratación de una póliza de seguro de afianzamiento al inicio de la promoción.

¿Qué beneficios tiene?

  • Aumento de la capacidad crediticia, no computa en el CIRBE.
  • Disminución de las exigibilidades del balance.
  • Menores costes debido a la periodicidad, se cobran días exactos
  • No hay ni comisiones de estudio ni de apertura.
  • No se pignoran los anticipos.

¿Qué coberturas tiene?

  • Obligaciones referentes a la entrega de la vivienda determinadas en el contrato de compraventa.
  • La cuantía garantizada es la entregada por el comprador a cuenta del precio final de la vivienda y con antelación a su entrega, excluyendo las cantidades a entregar en la firma de escritura y entrega de llaves, así como el préstamo hipotecario.
  • El seguro entra en vigor a partir de la fecha de firma del contrato de compraventa entre promotor y comprador, y finaliza tras la obtención de la documentación legal para entregar la vivienda.
  • A estas cantidades se suman el IVA y el interés legal vigente.
Scroll al inicio