Home Page
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seguro de COMUNIDAD, nunca es fácil… ¿o sí?


¿Quién no ha tenido un problema en su comunidad? cristal roto, tubería rota, atasco, morosos…la mayoría de las veces, esto se traduce en un dolor de cabeza para los vecinos.

La Ley de propiedad horizontal no obliga a contratar este seguro (salvo algunas comunidades como Madrid o Valencia), también establece que el constructor asumirá responsabilidades por defectos de estabilidad durante los 10 primeros años, por defectos constructivos, durante los primeros 3 y por defectos de acabado, el primer año; tras estos plazos la responsabilidad recae íntegramente en los propietarios.

 

Actualmente existen seguros de comunidad conocidos como Multirriesgo, porque dan cobertura a múltiples situaciones, desde daños propios hasta Responsabilidad civil, y su importe dependerá sobre todo, del tamaño, año de construcción y reformas realizadas; sin embargo, el contar con este seguro no nos salva de posibles complicaciones…

 

¡CHECK LIST DEL BUEN SEGURO DE COMUNIDAD!

 

  1. CAPITAL CONTRATADO ADECUADO

Continente y contenido deben ajustarse correctamente a su valor real y actual.

Cuando se asegura menos para abaratar la prima, la compañía pagará el siniestro de forma proporcional, y los propietarios deberán asumir el resto.

 

  1. COBERTURAS NECESARIAS.

Si no se tienen en cuenta todas las características de la propiedad pueden ocurrir siniestros y quedar sin cobertura. Siempre recomendamos coberturas medias o premiun, pero rara vez, una póliza básica.

 

  1. EXCELENTE CALIDAD PRECIO

Contratar este seguro por el precio es un grave error, dado que se debe tener en cuenta muchos otros aspectos como las franquicias (que en estos casos suelen ser elevadas).

 

NO OLVIDES que si el seguro no alcanza a cubrir el importe de un siniestro, o no tiene cobertura, la responsabilidad recae de forma ILIMITADA en los copropietarios. ¡No te la juegues!